Un mural de la Misión que me impactó

Eugenia Trotsenko (Nivel 2)

eugenia-muralYo escogí un mural con el caballo porque a mí me gustan los caballos mucho. Además, el mural tenía los colores luminosos y bonitos.

Cuando yo vi este mural la puerta de la valla estaba abierta y yo necesité hablar con el inquilino para recibir un permiso cerrar la puerta y tomar una foto. Yo también le pregunté sobre el mural, su significado y el pintor. Afortunadamente, el hombre habló español y pudo explicarme un poco de la historia de la pintura.

El mural fue pintado por un pintor español, quien ahora vive en E.E. U.U. Él decidió pintar un caballo porque los caballos tienen tan importante papel en la historia de los E.E. U.U. como en la de España. A menudo, los caballos son una parte de paisaje rural como en este mural. Pero en este caso el caballo también tiene un sentido especial para esta calle. Muchos años antes, los vagones de correo manejaron por esta calle y por supuesto estos vagones eran arrastrados por caballos.

El elemento central del mural es el caballo mismo. Él es delgado y gracioso. Su pelo es de color blanco y castaño. Él ni está comiendo el césped ni está galopando. Al contrario, él mantiene una postura firme, mira por delante y probablemente escucha lo que pasa alrededor der él.

Arriba hay una luna. El pintor ha escogido los colores de la bandera de los E.E. U.U. para ella. Por eso  nosotros estamos seguros que el paisaje es de E.E. U.U. En el fondo, hay montañas, una ciudad, muchos campos diferentes y un río.  Puede ser que lo que vemos es California del siglo XIX. No hay edificios altos y todas las casas son pequeñas. Cada campo es diferente. Probablemente, los campesinos cultivaron productos diferentes en cada campo. En resumen, el mural demuestra que el caballo era una parte integrante de la vida de la gente en el siglo XIX y contribuyó mucho al desarrollo de la agricultura, transporte, coreo y las ciudades de los E.E.U.U.

La transformación de la Misión

la foto-1 Isabel Moore (nivel 2)la foto

Este mural es uno de los más nuevos de la Misión. Aunque otros murales representan esfuerzos políticos del pasado o retos generales, este mural retrata una tensión específica y pertinente al momento presente en la historia del barrio. El mural está separado en dos partes: a la izquierda está la Misión “tradicional,” la de la población chicana en San Francisco, un grupo que ha estado en este barrio por muchos años. En la imagen de arriba están imágenes de la nueva cultura de la Misión, con gente más rica, típicamente homogénea racialmente, que se ha mudado a este barrio para aprovecharse del alquiler bajo. En esta parte, hay una mujer rubia que está hablando alegremente con un policía. Los dos están bebiendo café de Starbucks. En la bolsa de la mujer, se puede ver los logotipos de las compañías Whole Foods y Trader Joe’s, pero los artistas los cambiaron y ahora son “Rich Foods” y “Traitor Joe’s.” En la segunda imagen, se puede ver el arresto de dos hombres, presumiblemente chicanos, por la policía. El contraste entre el comportamiento de la policía en cada lado revela la actitud de los oficiales hacia el cambio del barrio: prefieren la nueva población porque es más beneficio económicamente para San Francisco. Además, es una crítica por los artistas sobre el racismo de la policía. En el centro, entre las dos partes, hay una figura ambigua que está llevando un prendedor con el símbolo del movimiento Occupy Wall Street: 99%. Está agarrando una señal con las palabras “¡Aquí estamos y no nos vamos!”

El mural demuestra un proceso de aburguesamiento que ha ocurrido en muchas ciudades en los Estados Unidos, particularmente en Manhattan y Brooklyn en Nueva York. Sin embargo, la situación en San Francisco es única a causa del desarrollo cercano de Silicon Valley y las nuevas desigualdades socioeconómicas creadas por la industria de la tecnología. Elegí este mural porque estoy interesada en la cuestión de la transformación de mi cuidad. A pesar de mi actitud crítica hacia el aburguesamiento de la

Misión y el desalojo de muchos residentes de la localidad, me pregunto si estoy contribuyendo a este proceso. ¿Cómo puedo reconciliar mis opiniones políticas con mi realidad, en la que compro mi comida a Whole Foods y encajo más con la nueva población que la población chicana? Cuando esté comiendo en un nuevo restaurante de moda, y mis padres digan “¡finalmente, la limpieza de la Misión!”, ¿que debo decir?

El arte refleja mi vida

Leigh Hollenbeck (Nivel 1.5)

Para mí, la parte más profunda de la excursión a San Francisco fue un mural de ojos grandes y brillantes. Siento que el artista entiende el mundo en una manera similar a mi. Fue muy extraño porque me parece que el mural es un retrato de mi. Los pelos son una mezcla de rojos, color naranja y color castaño, como yo. Sin embargo, la cosa más poderosa fue los reflejos en los ojos. En el ojo derecha es la imagen de una paloma. En el ojos izquierda es la imagen de un guerrillero con una arma y una calavera. A nuestro entender, el mundo es un lugar maravilloso, hermoso y esplendoroso. Pero al mismo tiempo, la vida aquí puede ser fea, horrible e injusta. Es un tema y un concepto que pienso mucho. Tengo emociones y pensamiento abundantes sobre la condición humana y espero que mi vida comunique con otros al igual que aquel mural comunica conmigo.

Los murales de Diego Rivera

Margit Carlson (Nivel 3)

Los murales de Diego Rivera son impresionantes. La primera que vi en City College casi me dejó sin palabras. Los libros de arte no pueden mostrar el tamaño de la obra. Está tan grande pero con muchos detalles. El lugar donde está es muy pequeño. Se dice que lo van a trasladar a un lugar nuevo que es más grande. Me agrada mucho porque me dolió mi cuello cuando traté de mirar todo el mural como si estuviera en la primera fila de los asientos en el cine.

No soy experta del arte ni lo he estudiado mucho pero había unas cosas que me impresionaron de la primera obra. La primera fue su representación de los indígenas precolombinos o sea los aztecas. El primer panel fue dedicado a dicha cultura. Me hace recordar que siempre había personas que notaron la riqueza y la importancia de esas culturas no es algo nuevo.

El segundo mural que vi fue el que está en el Instituto de Arte de San Francisco. Diego Rivera pintó en la pared de la galería. Pensar que estaba ahí me dio escalofríos. Me gustó más ese mural porque estaba en un lugar natural. Rivera lo diseñó y pintó para ese espacio. Mirar de una larga distancia, el andamio hecho de pintura parece madera.

Ver los murales fue una experiencia muy buena. La yuxtaposición entre ellos y los murales callejeros que vimos hace unas semanas fue muy linda. Me gustó que vimos los murales callejeros de hoy en día primero. Ver como ha cambiado el estilo de los artistas y el público en unos ochenta años fue impresionante.

La supervivencia de las culturas indígenas

Juan Yik Chun Fong (Nivel 3)

En las actividades de esta semana, hay un tema se repitió una y otra vez coincidentemente. La película de ‘Sin Mapa’, la presentación por Carol Klee y la excusión a los murales de Diego Rivera contuvo el mismo elemento — la transición de las culturales indígenas en Latinoamérica bajo de la presión de la modernización y la globalización. Cada actividad nos dio una perspectiva diferente para entender el tema que ha sido ignorado por las personas que viven en las ciudades que están desconectadas totalmente de la vida diaria de los indígenas.

‘Sin Mapa’ expresa un disgusto por el capitalismo y el imperialismo de los países occidentales.  La modernización es dominado por la idea del capitalismo que siempre pone un precio en cada toma de decisiones de las empresas multinacional (de los Estados Unidos) y los gobiernos también. Los líderes no consideran la pérdida de las culturas indígenas porque el costo es casi cero en el contexto de dineros. Primero, las tribus no contribuyen al desarrollo de la economía. Segundo, las tribus están aisladas de los medios de comunicación, entonces la supresión de las empresas no capta mucha atención internacional. Tercero,  el mundo depende de los recursos naturales de los boques, es lógico que las minorías sacrifiquen mientras las demás personas beneficien. La acción de los líderes es una supresión de los indígenas que indirectamente conduce a la extinción de una cultura, etnia y población en el mundo; es un proceso lento de genocidio étnico.

Es  importante que nosotros aumentemos la conciencia de preservar las culturas. La cultura y tradición es un activo intangible y un tesoro del mundo que enriquece la diversidad cultural. Hay cosas en esta planeta que no tienen un precio.

La presentación de Carol Klee refleja que modernización no es la única fuerza que causa la extinción de la cultura. Posiblemente, es un proceso natural, es decir, un tipo de ‘darvinismo social’. La población que habla quechua en Perú se reduce más rápido en este siglo por la globalización y el avance de la tecnología que disminuye la distancia entre los indígenas y otros idiomas dominantes como el español y el inglés. Poco a poco, otros idiomas diluyen la quecha. Poco a poco, la generación más joven deja de usar la quechua. Poco a poco, la cantidad de vocabulario de quechua se reduce tanto que  la población no puede comunicase suficientemente. Finalmente, el idioma desaparecerá. El idioma es el alma de la cultura que funciona como una cuerda que conecta e identifica a las personas de la misma etnia, entonces la pérdida del idioma es casi la extinción de la cultura. Es comprensible, pero es una lástima también, que a veces la extinción de una cultura es inevitable porque los indígenas pierden su cultura en busca de otra vida.

El primer mural de Diego Rivera que vimos se encuentra en City College y se llama La Unidad Panamericana. Exhibe una perspectiva positiva para la supervivencia de la cultura indígena. Los cinco paneles describen la transición de la vida de los indígenas entre el siglo XIX y el siglo XX. Aunque los mexicanos experimentaron la independencia de Latinoamérica, la industrialización, la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial, ellos todavía pueden conservar sus culturas esenciales porque en cada panel, Rivera dibujó unos elementos artísticos y culturales de México. Las figuras de pinturas o escultores ocurren muchas veces en un tiempo diferente en la obra.

Murales de Diego Rivera en San Francisco

El 26 de julio, las clases de niveles 3 y 4 visitaron dos de los murales del pintor mexicano Diego Rivera que se encuentran en San Francisco:

La unidad panamericana (1941)
City College de San Francisco

La creación de un fresco: la presentación de la construcción de una ciudad (1931)
San Francisco Art Institute, 800 Chestnut St.

En el camino, degustamos comida mexicana en la Taquería Guadalajara (4798 Mission St.)

 

El arte como medio de comunicación

Juan Yik Chun Fong (Nivel 3)

Las imágenes creadas por los colores transmiten los mensajes de una manera poderosa. Los colores son un idioma internacional y heredado. Todas las personas de diferentes partes del mundo pueden entender y expresar las emociones, los deseos y las pasiones en la pinturas sin aprender este idioma en la escuela. Nuestra excursión al barrio de la Misión me ha comunicado que el arte no sólo es una exhibición escondida en los museos, no sólo es una cosa creada por los profesionales, no sólo es una actividad que se hace para pasar el tiempo, sino también las pinturas son un medio de comunicación. Hay varios tipos de pinturas como los libros que incluyen las novelas, las revistas, los libros de texto y los clásicos. Si las pinturas de Dalí, Picasso y Van Gogh que se encuentra en los museos son la ‘literatura’ del mundo de arte, las paredes del barrio de la Misión son una pagina de opinión de los periódicos que critican y reflejan los problemas sociales compartidos por los grupos de inmigrantes hispanos. Estos artistas no necesitan ser famosos para representar la voz colectiva de la comunidad ni para captar la atención del público.

Si yo fuera a elegir un color para Hong Kong, sería el color gris. La ciudad pequeña está cubierta con los rascacielos que están hechos de cemento y ventanas. Es una lástima que las empresas y la burocracia del gobierno hayan robado la voz de los colores. No hay un espacio para que los artistas puedan derramar sus colores, sus ideas y su libertad de pintar. ¡Esa una supresión, una discriminación de arte y una prisión para los artistas! La voz es débil. No le importa a los jefes, los abogados, los médicos, los contadores, los banqueros, los políticos, los hombres de negocio, los ingenieros, los estudiantes… finalmente, ni a los artistas tampoco.

San Francisco

Brianna Dawson (Nivel 3)

Cuando salimos de Mills para ir a San Francisco no sabía lo que sucedería. Bueno, yo sabía que íbamos a ver algunas murales increíbles, pero estaba preocupada porque tenía un examen y una prueba el lunes y tenía que estudiar. Sin embargo, me alegro de que hayamos tenido la oportunidad de salir de la escuela juntos y ver los murales. No sólo eran demasiado lindos con colores vibrantes, sino también muy fuertes. Algunas de las imágenes tenían mensajes poderosos que reflejan temas relevantes del pasado y también en nuestras vidas. Por lo tanto es evidente que hay tanta gente talentosa en el mundo con mensajes fuertes para compartir. No creo que pudiera elegir mi favorito. Pienso que todos eran magníficos y únicos en sus propios estilos. Cada mural fue diferente con su mensaje, imagen y significado. Me alegro de que haya tenido esta oportunidad y siempre me acordaré de mi viaje con la Escuela de Español a ver los murales en San Francisco.

Los murales de San Francisco

Tony Jacob (Nivel 3)

El domingo pasado la escuela de español se fue a San Francisco para ver los murales de varios artistas.  El excursión estaba muy interesante y aprendí mucho sobre la cultura de algunas personas en San Francisco.

Muchas de las personas que hicieron las pinturas han recibido instrucción formal de arte, otras no. La mayoría de las murales hablaron sobre temas importantes para la sociedad. Pudimos ver símbolos de las minorías oprimidas en muchas de las obras.  También había mucha influencia de los que trabajaban para construir la ciudad pero no han recibido mucho crédito por sus obras.  Para mí, el aspecto más interesante  de los murales es que se representan a la gente normal y a las personas que han luchado por los derechos de la gente. La mayoría de arte así, no vamos a encontrar en los museos, pero todavía es arte importante.