Taller de arte

Durante el verano, estudiantes y profesores trabajaron con Hugo Nava, asistente artístico, para crear expresiones visuales y plásticas de diferentes tipos. Hicimos banderas para la fiesta de San Juan, utensilios de barro, máscaras y murales originales. Soltar el espíritu creativo es una buena manera de relajarse y balancear las actividades académicas del programa.

Preparamos una obra de teatro

Brianna Dawson (Nivel 3)

Me decidí a participar en el taller de teatro para añadir una actividad extracurricular a mi horario después de mis clases. Pensé que sería una buena manera de aprender más vocabulario, practicar mi pronunciación (porque tendría que repetir las líneas una y otra vez), y participar en algo divertido después de las clases en el que podría aprender más sobre las estudiantes y los profesores que están aquí. Realizamos la obra “El Censo”. Hago el papel de Dora, una mujer tonta que siempre es muy dramática. Nunca he actuado antes, ni en la escuela secundaria, entonces el taller de teatro es algo nuevo para mí. Sin embargo, todo el mundo es amable y Marda me ayuda. ¡De hecho estoy aprendiendo mucho! Al principio, yo estaba nerviosa porque hay una escena donde tengo que llorar y gritarle a alguien. Sin embargo, ahora, no puedo esperar para presentar la obra para la escuela de español. Todos han trabajado muy duro y no puedo esperar para mostrarle a la escuela el trabajo final.

Practicamos todos los martes y jueves desde las 3:00 pm hasta las 3:45 pm. Nunca me di cuenta de que fingir ser otra persona por un rato es muy divertido. Pero, creo que también es muy difícil. Siempre hay que recordar que no se puede darle la espalda al público. Además, ¡memorizar el guión es muy difícil! Tenía que repasar mi letra por horas para memorizarla. Hace semanas tratamos de memorizar el guión. Pero estoy segura de que el producto final va a ser increíble. Espero que todos disfruten la obra. Además, hay otros estudiantes que trabajaron en otra obra con Marda. Estoy muy emocionada ver esta obra también. ¡No puedo esperar! Vamos a presentar las dos obras el próximo jueves 2 de agosto a las 8:00 pm en el Teatro Lisser. Esperamos verlos allí.

¿Nuevas identidades?

Las Escuelas de lengua de Middlebury son reconocidas por su éxito en la adquisición de idiomas. Y una parte imprescindible del proceso de aprendizaje es la creación de nuevas identidades en la segunda lengua/cultura. Obviamente los estudiantes (¡y profesores!) juegan con las posibilidades durante el verano, como se ve en estas fotos de nuestra fiesta de disfraces (el 27 de julio).

Nos movimos con los ritmos de Jackie Rago y su Venezuelan Music Project.

Los murales de Diego Rivera

Tony Jacob (Nivel 3)

Hoy las clases de nivel 3 y 4 fueron a San Francisco para ver dos murales del artista Diego Rivera.  Fue una experiencia buena porque los murales me impresionaron más que esperaba antes que ir.

El mural que me gustó más fue el de City College.  ¡Este mural es enorme!  También tiene muchísimas escenas acerca de la historia de mucha de la gente de América Latina, los Estados Unidos, y unas partes de Europa durante la Segunda Guerra Mundial.  Fue muy impresionante porque el mural fue pintado en 1939 y fue parte de la feria mundial.

El mural contiene muchos imágenes de las personas marginalizadas por la sociedad como las personas indígenas y los obreros que han construido muchos de los monumentos de nuestro país y también de otros países.  Para mí, esto me dice que la gente olvidada también tiene una historia rica aunque no aprendemos acera de ellos en las escuelas típicas.  Esta escena es fascinante para mi porque podemos ver que había personas con esta misma experiencia en el pasado también aunque no pensamos en ellas.

Murales de Diego Rivera en San Francisco

El 26 de julio, las clases de niveles 3 y 4 visitaron dos de los murales del pintor mexicano Diego Rivera que se encuentran en San Francisco:

La unidad panamericana (1941)
City College de San Francisco

La creación de un fresco: la presentación de la construcción de una ciudad (1931)
San Francisco Art Institute, 800 Chestnut St.

En el camino, degustamos comida mexicana en la Taquería Guadalajara (4798 Mission St.)

 

Club de cocina: ¡Al Caribe!

El club de cocina de la semana 5 preparó entre otras delicias del Caribe los típicos tostones. Aquí va una receta:

Receta
Fuente:  www.directoalpaladar.com

Los tostones son un plato típico de algunos países latinoamericanos, especialmente de la región del Caribe. Se hacen con lo que en España se conoce como plátano macho, preferiblemente verde o pintón. En algunos sitios de Latinoamérica también se les conoce como “patacones.

Los ingredientes:

  • Los plátanos machos verdes o pintones, nunca maduros. ( De un plátano salen 3-4 tostones; calcule de acuerdo a la cantidad de plátanos que comerán.)
  • El aceite de maíz o cualquier otro aceite de sabor neutro bueno para freír.
  • La sal, al gusto.

La preparación:

Primero se pelan los plátanos, se cortan en trozos un poco gruesos (3 pulgadas cada uno aproximadamente) y se fríen hasta que se comiencen a dorar. Se retiran de la sartén y se colocan sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Luego se aplastan uno a uno. Para hacerlo, se pueden colocar en un paño de cocina húmedo o utilizar papel absorbente del que se puede humedecer sin deshacerse para luego aplastarlos con la ayuda de un rodillo, mazo o incluso con la mano. También, si tiene, pueden usar  tostonera, un pequeño utensilio de madera especialmente para aplastar los plátanos y hacer tostones.

Una vez aplastados los plátanos, se vuelven a freír en aceite bien caliente hasta que queden doraditos. Finalmente se condimentan con sal. Hay quienes prefieren añadirles sal de ajo o ajo en polvo.

El club de cocina

Brianna Dawson (Nivel 3)

Imagínate. Un tazón de caldo de papa con crema, alcaparras, pollo y cilantro con una guarnición de arroz y aguacate. Y para el postre, una torta de tres leches. ¡Qué rica! Esto es lo que preparamos esta semana en el club de cocina. Cada semana, el club de cocina elige un país y cocina un plato popular de ese país. Durante la tercera semana de clases cocinamos un plato de Colombia–el ajiaco, que es un caldo de papas. A pesar de que no suelo cocinar, yo estaba emocionada por la oportunidad de no cenar en el comedor. Nunca he cocinado en mi vida, así que fue un poco difícil cortando el maíz para la sopa y pelando las papas. No obstante, creo que fue una experiencia buenísima. Además la sopa y la torta eran súper sabrosas. Espero que pueda preparar el caldo yo misma porque voy a tratar de prepararla cuando regrese a mi casa.

Nivel 3: un grupo que se mueve mucho

Jemma Pinkerton (Nivel 3)

Es cierto que hay mucho que estudiar durante el programa de Middlebury en Mills. No obstante, hay mucho que disfrutar. Por suerte, la escuela organiza muchas actividades afuera del campus. Además, los alumnos de cada nivel hacen sus propias excusiones. Ahora,  sólo estoy en la tercera semana, pero he hecho muchas excursiones con la escuela y mi clase.

Con mi clase, fui a un mercado mexicano, un restaurante cubano, y a Jack London Square en la zona ribereña de Oakland. Todas estas excusiones fueron divertidas e informativas. Me dan la oportunidad de explorar los alrededores de Mills y de conocer mejor a mis compañeros. Además, no teníamos miedo de perdernos porque estábamos con nuestra profesora.

Las excursiones con la escuela son más informativas, y a lo mejor, gratis. Ya fuimos a visitar los murales en el barrio de la Misión en San Francisco. Este fin de semana habrá dos excursiones adicionales: a un concierto de música afrocubana y a un museo de arte en San José.

Además, es muy común salir del campus con otros estudiantes independiente de los profesores. El transporte es bastante barato y fácil usar. Ya he ido a San Francisco muchas veces con mis compañeros para explorar y disfrutar el área de la Bahía.

Hay muchas cosas divertidas que se puede hacer en Mills, y no va a volverse loco con el trabajo.

El barrio chino de San Francisco

Tony Jacob (Nivel 3)

El sábado pasado todos los estudiantes de Nivel 3 fueron a San Francisco para visitar el Barrio Chino. La excursión fue muy interesante. La ubicación de Mills ofrece una oportunidad excelente para viajar a muchos lugares en San Francisco sin mucha dificultad.

Empezamos nuestro viaje en el camión de Mills hasta Rockridge. Desde Rockridge usamos el BART para viajar hasta Embarcadero. Desde allí caminamos hasta el Barrio Chino. En el Barrio Chino todas las personas que formaron parte de nuestro grupo compraron muchos regalitos para sus amigos y parientes. Los regalos no eran muy caros porque todo en el Barrio Chino nos pareció bastante económico. También todos comimos dim sum en un restaurante . La comida estaba muy rica.

Después de pasar tiempo en el Barrio Chino caminamos un poco más hasta Union Square y a alguna tiendas del área. Había muchas opciones para las personas que querían comprar algo. Yo vi el Macy’s más grande de mi vida allá; Hubo dos edificios, uno de siete pisos para las mujeres y uno de cinco pisos para los hombres. Además había muchas otras tiendas en el área y fuimos al centro comercial de Westfield para explorar más. A todos nos encantó este centro comercial porque fue un edificio maravilloso. Ahora siento como si debiera ir otra vez a visitar la cuidad.

Experimentos gastronómicos

El 20 de julio de 2012, la clase de nivel 2 invitó a toda la Escuela a participar en su excursión al Museo de Arte de San José, para ver la exposición Mexicanismo. Después de apreciar el arte, comimos en un restaurante oaxaqueño, Mezcal. Además de platos típicos con moles diferentes, algunos probaron los chapulines, insectos que se comen con limón y chile.

Feliz Baca se lanzó primero, Emmanuel Tyler se animó después y finalmente Katherine Pearson demonstró su valor. Los más valientes repitieron….

 

Pastel de tres leches

Aquí va la receta del club de cocina para el pastel de tres leches. ¡¡¡Ñam ñam!!! Gracias, Erin!

Recuerden que este pastel está mucho más rico el día siguiente.

Preparación: 15 mins | Tiempo de cocción: 45 mins | Porciones: 8

Ingredientes

  • 1 taza de azúcar refinada
  • 5 yemas de huevo
  • 5 claras de huevo
  • 1/3 de taza de leche
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 taza de harina
  • 1 ½ cucharadita de polvo para hornear
  • 1 lata de leche condensada
  • 1 lata de leche evaporada
  • 2 tazas de crema para batir
  • 10 cerezas al marrasquino

Modo de preparación

1. Precalienta el horno a 175 °C. Engrasa un molde de aluminio mediano.

2. Bate las yemas de huevo junto con ¾ de taza de azúcar hasta que logre un color ligero y el volumen se haya duplicado. Incorpora alternadamente la leche, la vainilla,harina y el polvo para hornear.

3. En un tazón pequeño bate las claras a punto de nieve. Poco a poco incorpora el resto del azúcar. Bate hasta que la mezcla esté firme, pero no seca. Envuelve las claras en la mezcla de las yemas. Vierte en el molde engrasado.

4. Hornea a 175 °C de 45 a 50 minutos. Introduce un tenedor en la superficie del pastel y si éste sale limpio, significa que tu pastel está listo.

5. Despega la orilla del pastel con un cuchillo antes de sacarlo del molde. Permite que se enfríe completamente y colócalo sobre un platón. Pica la superficie del pastel con un tenedor.

6. Mezcla la leche condensada, la leche evaporada y ¼ de taza de crema para batir. Excluye una taza de la mezcla de tres leches (desecha o refrigera para otro uso). Lentamente vierte el resto de las tres leches sobre el pastel hasta que se haya absorbido. Bate el resto de la crema hasta que espese y alcance el punto de merengue. Cubre el pastel y adorna con las cerezas.
Fuente original: http://allrecipes.com.mx/receta/3/pastel-de-tres-leches.aspx